Seis reglas para evitar ser el indeseable del gimnasio

Si bien ir al gimnasio puede representar una oportunidad para relajarte y dedicarte por completo a cuidar de tu cuerpo y mente al ejercitarte, también es importante que consideres que como en todo lugar donde se comparte el espacio con otras personas, existen reglas de convivencia que vale la pena conocer bien y poner en práctica.

Ante esto la especialista en bienestar y estilo de vida, Tami McVay, compartió en el sitio Huffington Post algunas reglas de etiqueta que todo usuario de un gimnasio debe seguir.

Aplica estás reglas para sacarle mayor provecho a tu entrenamiento, disfruta tu estancia y mejora tu convivencia con tus compañeros. Ten presente que las instalaciones son un espacio que compartes con los demás.

1. Limpia los equipos.- A nadie le gusta encontrarse gotas de sudor en el manubrio de la bicicleta. Por lo que siempre es recomendable llevar contigo una toalla pequeña para utilizarla antes y después de haberte ejercitado en algún aparato.

2. Cada cosa en su lugar.- Es esencial que cada pesa, mancuerna o accesorio sean fáciles de localizar, por lo que después de terminar tu rutina con alguno de estos equipos te tomes tiempo para colocarlo en donde lo encontraste y permitir que el resto de los asistentes no tengan problema para usarlos. Además esto también es una medida de seguridad que se debe tomar muy en cuenta.

3. Cuida por dónde pasas.- Si vas a acercarte a algún espacio donde haya alguien ejercitándose, cuida no estorbar en su rutina, ya que podría lastimarse o lastimarte, por ejemplo cuando cargan algo muy pesado o hacen algún movimiento brusco.

4. No acapares el equipo.- Si el gimnasio sólo cuenta con un aparato para cierto tipo de ejercicio, trata de manejarlo en rutinas breves o sugiere realizar rutinas combinadas.

5. Evita dejar caer los objetos pesados.- No tires las mancuernas, barras o pesas al terminar de utilizarlas. Puedes generar un ruido y llamar la atención de forma innecesaria, además de dañar el equipo o  incluso provocar algún accidente.

6. Se considerado al usar un espejo.– Muchos ejercicios requieren de un espejo para su correcta ejecución OTROS NO. Si una persona está ejercitándose de esta manera, evita tapar la vista de quien lo necesite, o bien busca la forma de compartir el espacio, para que más personas puedan utilizarlo junto contigo. Pero por otra parte, no te pares frente al espejo obstaculizando el uso de alguna máquina… te recomiendo llevar tu propio espejo!!

Otras recomendaciones son, por higiene, no comer en las instalaciones del gimnasio; no usar el celular, ya que es un distractor.

Cuida tu aseo personal, usa desodorante, utiliza los vestidores para cambiarte, no lo hagas en público.

Recuerda que tu personalidad y educación la reflejas en todos los ámbitos de tu vida, el gimnasio no es la excepción.

Así que si eres nuevo en el gimnasio, estos consejos te pueden ayudar a sentirte como pez en el agua y no enfrentarte a situaciones incómodas. Ya si eres un veterano en el ‘gym’, estas reglas te podrían servir para mejorar tus relaciones y tu rendimiento con una convivencia más sana.