Si llevas tu celular al gym estás cometiendo un gran error

Si eres de las que crees firmemente que no puedes separarte del teléfono, sobre todo en el gimnasio porque, claro, es tu mejor aliado para entrenar porque te ayuda a contar pulsaciones y pasos, a medir las calorías quemadas y a medir tu rendimiento y registrar tus progresos, tenemos una mala noticia para ti.

De acuerdo con el portal mujerhoy, el celular puede conseguir que tus esfuerzos en el gimnasio sean casi la mitad de eficientes de lo que serían si entrenarás lejos de él. Una investigación reciente encontró buenas razones para dejar el móvil en casa cuando vas a entrenar.

No cometas estos errores:

  • Mandar mensajes de texto o leer en el móvil pueden empeorar tu equilibrio hasta en un 45% y disminuir tu rendimiento y la intensidad de la actividad física. Ergo, subirte a la cinta de correr con el móvil no es una buena idea.
  • Hablar por teléfono afecta casi un 20% tu estabilidad, un poco menos de lo que se afecta cuando mandas un whatsapp pero suficiente para que el ejercicio sea menos eficaz.
  • Si estás en la cinta de correr con el móvil en la mano se aumenta el riesgo de caídas, lesiones y torceduras de tobillo, explica el profesor Michael Rebold, experto en Ciencias de Deporte del Hiram College.

Otro estudio publicado en la revista ‘Computers in Human Behavior’ el año pasado encontró que los que guasapean durante un entrenamiento de 20 minutos pasan casi la mitad de ese tiempo en una zona de baja intensidad y solo aprovechan siete minutos realizando un ejercicio más intenso

Sin embargo, los que entrenan sin teléfono solo pasan 3 minutos entrenando a baja intensidad y casi 13 minutos a un mejor nivel de actividad física. Ya se sabe que el móvil nos distrae más de la cuenta y dejamos de prestar atención a nuestra rutina deportiva. Para entrenar la multitarea, definitivamente, no funciona. Y los investigadores no recomiendan mezclar el ejercicio con las pantallas.

Estropear tu rendimiento

Sin embargo, la buena noticia es que escuchar música con los auriculares apenas impacta en el equilibrio, por tanto no hay ninguna contraindicación en llevar cascos al gimnasio o al parque a correr, pues además eleva a intensidad del ejercicio y lo hace más llevadero.

Pero cualquier otra actividad que distraiga la atención, ya sea mirar Facebook, leer, o mandar un mensaje mientras te estás moviendo va a estropear tu rendimiento y te pondrá en riesgo de sufrir una lesión. En otras palabras, deja el móvil en casa o en la mochila pero no te lo lleves a correr contigo, o solo úsalo para usar tu playlist preferida de ir al gym.

Estas son las 5 maneras en las que el celular arruina tus entrenamientos

Los teléfonos se han convertido en una parte fundamental de nuestras vidas. Nos cuesta salir sin ellos y necesitamos estar constantemente conectados.

Si bien el celular nos permite bajarnos apps de deporte o escuchar música para que el entrenamiento sea más divertido, lo cierto es que no son grandes aliados del ejercicio. ¡Mira por qué!

#5 Puede afectar tu equilibrio

Un estudio publicado en Performance Enhancement and Health ha demostrado que tanto mandar mensajes como hablar por celular durante un entrenamiento de cardio (específicamente correr) tiene un impacto notorio y negativo en la estabilidad y la forma.

Afortunadamente, escuchar música no parecía tener un impacto negativo en el ejercicio, así que lo mejor es reducir el uso del celular a solo la música y evitar el uso de mensajes y llamadas.

A su vez, el uso del celular genera que hagamos el entrenamiento a medias, colocándonos en una postura desfavorecedora que puede ocasionar problemas en la espalda a largo plazo.

#4 Afecta la intensidad del ejercicio

Todos sabemos que el celular es una gran distracción y cuando lo usamos durante el entrenamiento afecta nuestra intensidad y compromiso con el ejercicio.

Incluso un estudio publicado de 2015 publicado en PLOS ONE ha demostrado que el uso del celular en el entrenamiento está directamente relacionado con la intensidad.

Los resultados del estudio a 33 mujeres que corrían en cintas demostraron que las mujeres que mandaban mensajes y hablaban por celular mientras corrían, se mostraban 10% más lentas que cuando optaban por no usar el celular.

Según los expertos, esto se debe a que soportar el ejercicio de alta intensidad es una tarea tanto física como mental.

Necesitamos estar enfocados y motivados para tener un buen rendimiento.

#3 Los descansos se alargan demasiado

Durante los entrenamientos es normal que necesitemos tomar un descanso. Sin embargo, el uso del celular ocasiona que los descansos duren más de lo normal.

El uso del celular no solo nos quita tiempo sino que además puede perjudicar los beneficios del ejercicio que realizamos.

Un estudio publicado en Journal of Strength and Conditioning Research sostiene que la duración del descanso determina la respuesta hormonal de nuestro cuerpo al ejercicio y por ende de nuestros resultados al hacer los ejercicios.

Si bien el descanso depende del tipo de entrenamiento, el peso que se utiliza y los objetivos que se quieren lograr, el estudio sugiere que el descanso máximo sea de 120 segundos.

#2 Aumenta el riesgo de heridas

Esto tiene que ver con que cuando hacemos dos cosas a la vez, el desempeño de ambas tareas se ve afectado, porque el cerebro se mueve de un lado a otro entre cada tarea en vez de hacerlo de forma simultánea.

Por eso mientras escribimos, miramos el celular o usamos alguna app podemos alterar nuestra postura de correr ocasionando lesiones musculoesqueléticas que pueden causar caídas o golpes en la cinta de correr.

Y si corres al aire libre el celular tambièn puede ocasionarte accidentes, de acuerdo a un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland que reveló que entre 2004 y 2010 se triplicó el número de peatones heridos por usar auriculares en la calle.

#1 Rompe con el flujo mental

Sin duda escuchar música durante el entrenamiento puede aumentar el disfrute pero el resto de las actividades que hacemos con el celular como responder mails o mensajes de texto no nos ayudan a alcanzar las metas del ejercicio.

A la hora de ejercitarnos necesitamos estar enfocados para lograr el flujo mental que logra disminuir drásticamente la charla interna de nuestro cerebro.

Con el flujo mental, el cerebro se concentra en la tarea sin pensar en otras cosas o querer hacer todo a la vez, permitiendo que realicemos el ejercicio de la mejor manera y dejemos de lado todo lo que sucede a nuestro alrededor.

Así que ya sabes, es conveniente evitar el uso del celular durante los entrenamientos. Procura armar la playlist de antemano para no tener que usar mucho el celular.

Todo lo que te distraiga del entrenamiento es mejor evitarlo, para no perder foco, concentrarte en la tarea y evitar heridas. ¿Y tú? ¿Haces ejercicio con el celular?