REMO INCLINADO CON BARRA

REMO INCLINADO CON BARRA CON LAS MANOS POR ENCIMA VS. CON AGARRE INVERSO

Ambos desarrollan los dorsales, pero uno incide en la parte externa y el otro en la forma de V, ¿cuál hace qué?

REMO INCLINADO CON BARRA

Cuando este ejercicio se realiza con un agarre ancho y las manos por encima es el equivalente para la espalda del press de banca para el pecho. La posición de torso inclinado, en la que el peso se dirige hacia la parte inferior del esternón y los codos se abren un poco, aumenta la eficacia de este levantamiento.

Recluta toda la parte superior de la espalda, aunque incide especialmente sobre el área media e inferior de los dorsales.

Desde el punto de vista de la fuerza, el agarre ancho es el más eficaz porque propicia un movimiento potente reduciendo la participación del bíceps.

Es difícil dominar a la perfección este ejercicio, ya que requiere gran disciplina para mantener el torso recto.

Es un ejercicio de tracción auténtico para ganar tamaño y fuerza porque es el rey de la activación fibrilar, pues recluta todos los músculos de tracción de la zona superior y central de la espalda sin restar esfuerzo a los dorsales.

REMO INCLINADO CON BARRA CON AGARRE INVERSO

Esta variante del agarre traslada la tensión hacia los dorsales inferiores y los bíceps, reduciendo la de la parte central de los trapecios, los romboides y los deltoides posteriores.

Desde un punto de vista biomecánico es más sencillo el movimiento con los codos hacia dentro, sobre todo si las manos están por debajo.

Por anatomía, este movimiento tiene la ventaja de que aísla el dorsal, que es lo que ocurre cuando se usa poco peso.

No obstante, si el peso es mayor, la eficacia disminuye porque contribuyen mucho los bíceps y el recorrido es más corto.

Es un movimiento fácil de aprender y la posición es más natural que la del agarre con las manos por encima.

En ambos ejercicios se necesita tener una zona lumbar fuerte para mantener la posición, pero en esta versión hacer trampa significa realizar un movimiento lumbar parecido a los pesos muertos rumanos y no es recomendable.

GANA EL AGARRE CON LAS MANOS POR ENCIMA

Es una elección difícil porque las dos opciones entrenan los dorsales con eficacia. Sin embargo, si tenemos que elegir entre uno de los dos, quédate con el remo con las manos por encima, porque desarrolla la musculatura de la espalda en su conjunto.

También puedes cambiar una versión por la otra cada dos o tres sesiones para sacar el máximo partido de ambas.

Completa cuatro series de 8 a 12 repeticiones o tres series de cada variante si tienes tiempo.